lunes, 21 de abril de 2014

Monas de pascua

  Según Wikipedia:

Es una torta de la Pascua cuya degustación simboliza que la Cuaresma y sus abstinencias se han acabado. (Biennnn !!! )


El nombre proviene de la munna, término árabe que significa «provisión de la boca», regalo que los musulmanes hacían a sus señores. La mona es un postre de gran tradición en todo el Mediterráneo. 


La mona se suele consumir durante la merienda de los días de pascua acompañada de longaniza de Pascua siendo costumbre cascar el huevo en la frente de otra persona (Me encanta !! limando asperezas jajaja ). También es posible acompañarla de chocolate. Es tradición ir de excursión al campo a pasar la tarde comiendo la mona y jugar con alguna cometa.
Tradicionalmente el padrino regala la mona a su ahijado el Domingo de Pascua después de misa. El Lunes de Pascua es tradición que se reúnan dos o tres familias o un grupo de amigos y que vayan a comer la mona juntos a algún lugar ( o a pintarla), en un festín en el que no faltan las chuletas de cordero, conejo a la brasa, la paella y, sobre todo, el vino.

Listas para hornear después de sus tres levados.
La receta es de el rincón de los postres



INGREDIENTES (3 mini-monas):

Masa madre:

 15ml. de leche tibia

 8gr. de levadura fresca de panadero

 15gr. de harina de fuerza

Masa:

80ml. de leche tibia

75gr. de mantequilla prácticamente derretida

 1 huevo a temperatura ambiente

 40gr. de azúcar

 20gr. de azúcar invertido

340gr. de harina de fuerza

   2 cucharaditas de anís

   Una pizca de sal

Teñir Huevos:

3 huevos cocidos (yo los he puesto sin cocer, ya que en el horno se hacen perfectamente)

 Colorante alimentario

 Vinagre

Decoración:

1 Huevo para pintar

1 cucharadita de leche

Sprinkles (opcional, pero quedan muy chulas las bolitas de colorines)

PREPARACIÓN:

Masa madre:
Ponemos en un pequeño bol la leche tibia (nunca caliente pues estropearíamos la levadura) y en ella deshacemos la levadura, removiendo hasta que se deshaga por completo, por ultimo añadimos la harina y removemos hasta conseguir una masa homogénea. Dejamos reposar (tapado con film para que no se forme costra) 12 horas en un lugar cálido.

Pasadas las 12 horas, empezamos con la masa principal:
En un bol ponemos todos los ingredientes (leche, mantequilla, huevo, anís, harina, sal, azúcar y azúcar invertido) junto con la masa madre y vamos amasando hasta conseguir una masa lisa, formamos una bola, la ponemos en un bol, tapamos y dejamos reposar en un lugar cálido, hasta que duplique de tamaño (unas 2-3 horas aproximadamente, depende de la temperatura de lugar donde la dejéis reposar)

Mientras tenemos la masa reposando, vamos a teñir los huevos.

Ponemos agua en 3 vasos pequeños (si queréis hacer 3 colores diferentes, si no podéis ponerlos todos juntos), añadimos 1/2 cucharadita de vinagre y un pelin de colorante, con una brocheta mezclamos bien, por ultimo ponemos un huevo en cada vaso y lo dejamos reposar 10-15 minutos (cuanto más tiempo más intenso será el color), retiramos y los dejamos sobre papel absorbente hasta que esté completamente secos.

Cuando tengamos la masa lista, empezamos a darle forma.

Pesamos la masa y la dividimos en tres porciones iguales, cogemos una de esas porciones y la dividimos en dos, formando un churro con cada parte, los ponemos paralelos entre ellos y empezamos a entrelazarlos, terminando dándole forma redonda. Así haremos con las otras dos porciones.

Vamos poniendo las monas sobre una bandeja de horno con papel para hornear. Ponemos un huevo en el centro de cada una (teñido o sin teñir) y dejamos reposar hasta que duplique el tamaño. 

Batimos un huevo con una cucharadita de leche en un bol, y con esta mezcla pintamos las monas y decoramos con los sprinkles que más nos gusten. 

Horneamos en el horno precalentado a a 180ºC, durante 15 o 20 minutos aproximadamente.
Retiramos del horno y dejamos reposar unos minutos.