domingo, 15 de junio de 2014

Tarta de limón y queso de cabra


He de decir que a la hora de decidir ponerme manos a la masa con esta receta, me dejé llevar por los elogios que de esta tarta hace su creadora (Aliter Dulcia), quien nunca decepciona.
También que principalmente  la hice para mi madre, que le gustan mucho las cosas con ralladura de cítricos y estaba la pobre un poco pachucha.
A mi no me gustan NADA las cosas que saben a ralladura de naranja o limón, de hecho lo suprimo en la mayoría de recetas que llevan o reduzco la cantidad drásticamente (en esta ocasión sólo a la mitad).
Confieso con gran pesar que la mayoría me la he zampado yo solita . . . y eso que la hice porque a mi no me iba a gustar y podría seguir la medio dieta que proyecto hace más de un mes de cara al veranito.
Menos mal que en el Escorial todo son cuestas y he pateado bastante.

En fin . . . que me quiten lo bailao ! tarta muy refrescante con intenso sabor a limón (al zumo, afortunadamente o desgraciadamente para mi) y muy fácil y rápida de hacer, incluso sin amasadora, ya que pasabamos unos días en casa de mi hermana y he comprobado que se puede vivir sin Kitchen Aid.

La próxima de mandarina,  que me da a mi que estará muy muy buena, pero ya lo dejamos para después del verano si eso ☺

Os copio la receta

Tarta de limón y queso de cabra -  Aliter Dulcia 

 Para la masa,
- 300 gr de harina tamizada.
- 150 gr de azúcar común.
- Una yema de huevo M.
- 200 gr de mantequilla en pomada.
 Para la crema,
- 100 gr de queso de cabra de buena calidad sin la corteza y desmenuzado.
- 180 gr de azúcar.
- 3 huevos M.
- El zumo de dos limones grandes y su ralladura. (yo solo ralladura de uno)
- 100 ml de nata con al menos un 35% de materia grasa.(Pascual y C.L. Asturiana, que son las encuentro x Madrid,  cumplen con esto)
- Azúcar glass para decorar.

Preparar la masa utilizando una batidora planetaria (o a mano, con todos los ingredientes juntos haciendo volcán con la harina, como hice yo), batir muy bien la mantequilla con el azúcar, añadir la yema de huevo y por último la harina.
Obtendremos una masa que no se pega a las manos. Ir disponiéndola bien estirada sobre un molde al gusto, resulta ideal un molde bajito con los bordes estriados y de fondo desmontable.
Preparar la masa batiendo bien todos los ingredientes juntos, obtendremos una mezcla como para crêpes.
Verter sobre la masa de fondo estirada y hornear en horno precalentado a 180º hasta que la tarta haya dorado en los lados y por la superficie ( En mi caso unos 25 min). Enfriar ligeramente, sacar del molde y espolvorear con azúcar glass.