domingo, 11 de enero de 2015

JOULUTORTTU o Tartaletas Finlandesas de Mermelada


Esta receta la he sacado de un librillo de recetas nórdicas que publicó para sus seguidores el blog de Megasilvita (Megagracias!), bueno, más bien me he inspirado, porque de los dos ingredientes que lleva no coincide ninguno tal cual. 
En la receta original el hojaldre es casero, pero es algo que no me acabo de decidir a hacer, porque cada vez que leo como se elabora me parece pesado y trabajoso,  y pienso que el hojaldre que comercializan en las tiendas está estupendo, así que os cuento como he hecho yo estos ricos molinillos a mi manera.

INGREDIENTES:

2 Láminas de hojaldre forma rectangular 

Mermelada al gusto, yo he usado un poco de calabaza que tenía (En la receta original es casera de albaricoque)

1 poco de Mantequilla

azúcar moreno

Azúcar glass

MODUS OPERANDI:

Lo primero es sacar el hojaldre de la nevera unos 20 minutos antes de ponernos al asunto para que no se raje al desenrollarlo.
Después, como en la receta ponía que el hojaldre debía de tener un espesor de 2 cm, extendí la primera lámina de hojaldre, la unté con mantequilla reblandecida en el microondas y la espolvoreé con un poco de azúcar moreno, coloqué la otra lámina de hojaldre sobre la primera y presioné un poco para que se pegaran y obtener así un poco más de espesor, que aunque no será mas de 1 cm, ya es algo más que una sola lámina.

Una vez hecho esto, con un cuchillo que corte bien y algo como una regla para no torcernos, cortamos en doce cuadrados, y a cada cuadrado le hacemos unos cortes en las esquinas, pero sin llegar al centro,  y también ponemos un poquito del relleno elegido en el centro, poquito o se desparramará en la cocción.

Lo siguiente es llevar una punta hacia el centro, y luego saltar otra y llevar la siguiente al centro también, como muestro en las imágenes. Igualito igualito que como haríamos un molinillo de papel, pero en este caso las puntas que llevamos al centro se quedan pegadas a la mermelada.
 Este paso es mejor hacerlo ya en la bandeja que vayamos a hornear (mejor forrada con papel de hornear) para que no se nos deformen en el transporte, y una vez que tenemos los molinillos formados, los espolvoreamos bien con azúcar glass y al horno  a 180º calor arriba y abajo hasta que veamos que ha subido el hojaldre y estén ligeramente doraditos.
Fácil, rico y vistoso. 
Ya estoy pensando en que relleno voy a usar para los próximos (lástima de dieta, lo se), con compota de manzana seguro que están de morirse . . . y con cabello de ángel ? Se admiten sugerencias :0)